Medios de control de los efluentes gaseosos

img_4364a

Medios de Control efluentes gaseosos

La industria de generación de energía eléctrica es pionera en el control de emisiones gaseosas. De esta forma, TMB cumple sobradamente con los límites regulados tanto para operar con gas natural como con Gas Oil y monitorea en cada momento las emisiones gaseosas cuyos registros inviolables son frecuentemente auditados por los organismos de control.
La Secretaría de Energía, facultada por el artículo 17 de la ley 24065, es el ente encargado de fijar los estándares de emisión de contaminantes. Mientras que el Ente Regulador de Energía (ENRE) a nivel nacional
y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) en la provincia de Bs.As., son las autoridades de control y auditoría.

Cuando opera con gas oil, la Central posee un complejo sistema de reducción de NOx que inyecta una cantidad de agua desmineralizada igual al gas oil consumido por las turbinas de gas.

A su vez, TMB cuenta con monitoreo en continuo (24 hs. / 365 días año) de los gases combustionados y liberados al ambiente como: Óxidos de Nitrógeno, Dióxido de azufre, Dióxido de carbono, material particulado (opacidad) y monóxido de carbono. Los valores entregados por los medidores en continuo
son ratificados a través de controles cruzados con laboratorios externos certificados ante el OPDS.
TMB, además, opera y mantiene una estación de monitoreo en continuo de calidad del aire. La misma se encuentra dentro del predio y se suma a otras dos ubicadas en la ciudad de Campana y Zárate, propiedad del CICACZ, y a una estación meteorológica. De esta manera, los datos aportados por las tres estaciones brindan información sobre la calidad de aire. Los informes pueden observarse a través de la página del CICACZ.

Presencia de PCBs: actualmente todos los aceites de los transformadores de la Central se encuentran libres de PCBs, estando identificados con cartelería que indica: “Equipo libre de PCB”.

Presencia de amianto en aislaciones: TMB está libre de toda clase de amiantos, los cuales están prohibidos en todo tipo de aislaciones debido a su posible impacto en la salud humana por ser considerados cancerígenos.

Los campos magnéticos: si bien el interconexionado a la red de 500KV -mediante estación de Maniobras operada por Transener- se realiza dentro del predio de la Central, estudios realizados sobre la afectación de campos magnéticos a la salud del personal demuestran un riesgo despreciable. A su vez, monitoreos frecuentes de los campos electro magnéticos ratifican esos resultados.

El ruido: diferentes barreras acústicas hacen que el nivel de ruido de los equipos de generación sean mínimos. Se realizan mediciones de ruidos molestos al vecindario según lo establecido bajo norma IRAM 4062. Estos controles están incluidos dentro del cronograma de monitoreo de la Central y en todos los casos los resultados son “Ruido no molesto” según la norma de referencia.

La afectación de los caminos: TMB realizó la pavimentación de las autovías de acceso a la Central y de acceso a la toma de agua de río (acueducto), además de la mejora de las trazas no pavimentadas.

El consumo de agua: estudios hidrológicos justifican la factibilidad de explotación de los acuíferos Puelche e Hipo Puelche. Actualmente, la Central está dotada de un sistema compuesto por 22 pozos de explotación al acuífero, sin embargo la principal captación de agua se realiza desde el Río Paraná de las Palmas por medio del acueducto. De esta forma, el sistema de agua de pozo queda como una alternativa de captación secundaria y de emergencia.

El vuelco del agua: TMB dispone de una planta de tratamiento de efluentes, de manera de garantizar que todos la parámetros de vuelco cumplan los límites establecidos en la normativa.